7 jul. 2011

Doce escuelas porteñas tomadas en reclamo de mejoras y becas

Los alumnos cuentan con el apoyo de los gremios docentes

Publicado el 7 de Julio de 2011

Los estudiantes votaron, además, marchar mañana al ministerio de Educación, cuyo titular, Esteban Bullrich, reiteró que no recibirá a los manifestantes pues no tienen “representatividad”, y sembró dudas sobre “a qué intereses responden”.
 
Los estudiantes de una docena de escuelas secundarias porteñas mantenían ayer la ocupación de establecimientos en reclamo de obras de infraestructura y mejoras en el pago de becas y la entrega de viandas.

Se trata del Claudia Falcone; el Fernando Fader; los normales 1,4, 6 y 10; las escuelas media 2 y 3; el Lenguas y Lengüitas; el Nacional de Buenos Aires y la escuela 15 “Antonio Devoto”, en tanto, se votó en contra de la toma en el Cortázar, Confederación Suiza, Yrurtia, Acosta, Esnaola, Belgrano y Avellaneda, según relevó Tiempo Argentino entre referentes de la Coordinadora Unificada de Estudiantes Secundarios, la Federación de Estudiantes Secundarios y miembros de los centros de estudiantes.
Mientras el ministro de Educación Esteban Bullrich insistió en descalificar la manifestación, tomaba forma la movilización que se hará mañana a partir de las 15 desde el Palacio Pizzurno (sede de la cartera educativa nacional), pasará por la Casa de la Provincia de Santa Cruz, y concluirá en la dependencia porteña, a la que ya se marchó cuatro veces en 2011. La Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior (ADEMYS) anunció que participará en la demostración, y la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) analizaba adherir.
Bullrich, quien reclamó a los jóvenes evitar incidentes, como los que según él ocurrieron el viernes, reiteró que no recibirá a los manifestantes porque pertenecen a un “grupo que no tiene representatividad” y “no se sabe a qué intereses responde”.
“Estoy totalmente a favor de que los alumnos se metan en política. A la Argentina le fue mal cuando los jóvenes eligieron otro camino que no fue la política. Pero cerrar escuelas no es la forma de hacer política, esa es mala política. El año pasado presenté el plan de obras y se viene cumpliendo, sino sería un escándalo. Se han hecho las obras de la calefacción. Esta es una protesta electoral. Si se cayeran los techos estaríamos todos los días en los diarios y esto no es así. Es una manifestación de un grupo minoritario de alumnos que no representan a todos los alumnos de la Ciudad”, agregó.
Tomar los colegios es una medida que se maduró en los plenarios que desde que comenzó el año y cada sábado realizan la CUES y la FES, pero la decisión se votó en cada establecimiento. Y así como en algunos ganó la ocupación en otros no fue así.
En el Acosta se impuso la negativa a tomar. El centro de estudiantes aclaró en un comunicado que la decisión “no deja de expresar nuestra total disconformidad con la situación” que sufren las escuelas porteñas. “Los planes de obra no cumplidos, la falta de gas en más de 30 edificios escolares, los recortes a los subsidios de las cooperadoras, las trabas generadas por el propio ministerio para la entrega de las becas, las obras truchas como la del Normal 7 (...) y la no entrega del Polo Educativo de Saavedra al igual que el edificio histórico del María Claudia Falcone, son algunos de los motivos para seguir expresando nuestro absoluto rechazo al modelo educativo implementado por el Macrismo a lo largo de estos cuatro años”, agregaron.
“Expresamos toda nuestra solidaridad con las escuelas tomadas, pero a diferencia del 2008 y el 2010, en esta circunstancia el Mariano Acosta no va a ser tomado para no prestar confusión alguna de nuestros legítimos reclamos por el período electoral en el que se encuentra la Capital Federal. No queremos que los ciudadanos confundan nuestra pelea en defensa de la educaciónpPública con intereses ‘partidarios’ o ‘electorales’”, agrega la declaración.


Fuente: http://tiempo.elargentino.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario